La brecha entre un litro de yogurt y una raíz cuadrada

A sus cuarenta y tantos años, nadie realmente sabe su edad, Rosaura está estudiando Derecho en sus ratos libres. Tiene dos hijos y dos nietos, trabaja como cocinera en el pueblo, vende yogurts y hace entregas de cualquier pedido que le pueda dejar un poco más de dinero. La prepa la terminó apenas hace unosContinue reading “La brecha entre un litro de yogurt y una raíz cuadrada”

¿Por qué Los Esenciales: Héroes Fuera de Casa?

Desde que todo comenzó no he dejado de pensar en lo afortunada y privilegiada que soy de tener una familia, una casa, servicios ininterrumpidos, comida y un trabajo que me permite trabajar desde la comodidad de un sillón. Tengo frente a mí una ventana con luz solar y aire fresco, rodeada de flores y plantas que le dan vida a esta cuarentena. Y entonces me hice una pregunta, ¿qué estarán pasando todos aquellos que no pueden estar en casa?

Los Esenciales I

Héroes fuera de casa: Historia de una tienda de autoservicio Según datos del INEGI, hasta 2018 había al menos 6,130 supermercados y tiendas de autoservicio en México. Para finales de 2019 la cadena de autoservicios contaba con al menos 234,000 empleados asociados. Hasta el 8 de abril en México se habían registrado 3,181 casos confirmadosContinue reading “Los Esenciales I”

Miedo a la oscuridad

De niña cuando me preguntaban a qué le temía, contestaba que a la oscuridad y a las arañas.La oscuridad era terrorífica para mi yo de cuatro años. Tal vez me saldría una criatura tenebrosa o me encontraría con una de esas sombras de las que tanto hablaban mis primos. Cada noche un cuento, el closetContinue reading “Miedo a la oscuridad”

Diarios de cuarentena

En España “No obstante, la ansiedad no se ha disipado. Los números de contagiados y fallecidos diarios, si bien ayudan a los más escépticos a permanecer dentro de casa, nos dejan al borde de un ataque de nervios a la mayoría. Arreglar un horario en el cual ver las noticias, en lugar de verlas todo el día, y seguir al pendiente de mis tutoriales de YouTube, mis clases de Duolingo y mis dibujos, fingir que haré ejercicio, aunque en realidad solo termine haciendo algunas sentadillas, le da un sentido a mi día. Y por supuesto, los aplausos de las 8.”

En México “La preocupación sigue. Está ella allá, con sus aplausos de las 8, en un país donde las muertes siguen en aumento. Luego están ellos aquí, en un departamento pequeño con siete personas adentro. La próxima semana toca hacer compras otra vez y mi ansiedad al borde de la locura porque mamá esté bien, rogando que la gente por fin crea y deje de carcajearse en el pasillo de las frutas.”

Ciclo

Si tuviésemos la oportunidad de elegir nuestro sexo al nacer me pregunto si elegiría de nuevo nacer mujer. Conforme envejeces te das cuenta que el ciclo de una mujer no es tan simple cómo te enseñan en tus clases de biología en primaria: naces, creces, reproduces y mueres. En medio de cada etapa hay violencia,Continue reading “Ciclo”

De amuletos, santos y el coronavirus

Mi bisabuela era de esas mujeres que tenían una “cura para todo” con un jardín lleno de hierbas y veladoras de colores para el mal que eligieras. Un tecito de esto para las reumas, una untadita de esto para los dolores femeninos, la velita a este santo para la buena fortuna… Después de su muerte,Continue reading “De amuletos, santos y el coronavirus”

Los hombres y el arte de ayudar

Para los y las privilegiadas que tenemos la oportunidad de permanecer en nuestras casas durante la contingencia del COVID-19, una nueva forma de convivencia social está poniéndonos a prueba. No únicamente por los efectos psico-emocionales del “encierro” o la posible dificultad tecnológica para realizar nuestro trabajo de manera remota, sino la constante interacción con nuestrasContinue reading “Los hombres y el arte de ayudar”

Ella vive condenada y yo sin mermelada

Ella se para a las 5 am, se baña, prepara el desayuno de los niños y alista su uniforme antes de hacerle parada a la combi. Yo me paro a las 7 am, me baño, bajo con el desayuno medio preparado y alisto mi computadora. Ella llega a su trabajo cansada y preocupada por susContinue reading “Ella vive condenada y yo sin mermelada”