Los Esenciales I – un nuevo año

Poco ha cambiado, los anaqueles siguen desordenados y los clientes sin acatar las medidas; en el suelo los cubrebocas y guantes usados, los remanentes de alimentos pisados; en las entradas de los mercados y tiendas de autoservicio hay filas de personas ansiosas, tranquilas, con miedo, sin miedo.

Los Esenciales V

Remanentes de alimentos, desinfección estricta, clientes malhumorados, clientes tercos, trabajadores pobres, pérdida económica, amenazas variadas. Los trabajadores de los mercados de alimentos en carnicerías, pollerías, fruterías y verdulerías trabajan a diario para poner comida en nuestras mesas, así como en las suyas.